SÃO PAULO, 23 de diciembre de 2017 /PRNewswire/ — El 19 de diciembre de 2017 (hora local) se llevaron a cabo con éxito en Brasil 4 implantes clínicos de válvulas pulmonares transcateterianas, Venus P-Valve, operaciones que efectuó el profesor Carlos Pedra, del Instituto Dante Pazzanese de Cardiología de São Paulo (Brasil).

First Successful Clinical Implantation of Transcatheter Pulmonary Artery Valve Venus P-Valve in Brazil

Tras Chile y Argentina, Brasil se convierte así en el tercer país latinoamericano en emplear esta válvula de Venus Medtech (Hangzhou) Inc. en la que constituye la primera aplicación que se hace, en la historia de Brasil, de válvulas cardíacas fabricadas en China.

En la actualidad, de cada 10.000 niños que nacen en el mundo, 16 van a necesitar una operación quirúrgica por presentar anomalías cardíacas congénitas, pero estas intervenciones pueden derivar en insuficiencia valvular pulmonar generalizada y los productos sanitarios intervencionistas consistentes en válvulas pulmonares que se ofrecen en el mercado mundial solo sirven para tratar a pacientes que tengan una estructura anatómica particular y cuya dolencia sea leve. A resultas de lo anterior, existe un gran número de afectados que, por presentar una estructura anatómica compleja y un mal funcionamiento del hemicardio derecho, necesitan urgentemente un tipo de válvula pulmonar intervencionista con la que se puedan tratar estructuras distintas y que sea posible manejar con facilidad, seguridad y estabilidad.

En este sentido, Venus Medtech (Hangzhou) Inc. ha desarrollado y fabricado la válvula pulmonar transcateteriana, Venus P-Valve, la primera válvula pulmonar intervencionista autoexpandible. Con su singular configuración doblemente atrompetada y gracias al uso de tecnología de corte con láser en la endoprótesis valvular, la Venus P-Valve goza de gran fuerza de apoyo radial, está dotada de un anclaje estable y permite su liberación con facilidad, sin que se produzcan movimientos ni desplazamientos durante ese proceso de liberación. El producto se ajusta a las necesidades que surgen en el caso de aquellas arterias pulmonares que muestran una estructura anatómica distinta y constituye la única válvula pulmonar intervencionista del mundo con la que resulta posible tratar a pacientes que tengan un infundíbulo ventricular derecho de gran tamaño.

Una vez realizado con éxito el primer implante en seres humanos, que llevó a cabo el académico Ge Junbo en el Hospital de Zhongshan (Shanghái) el 25 de mayo de 2013, la Venus P-Valve ha llegado a más de 20 países de Asia, Europa y América. En estos momentos ha concluido ya el ensayo clínico que estaba efectuando la Administración China de Alimentos y Medicamentos (CFDA), en Europa el ensayo ha completado más de la mitad del periodo destinado a conseguir el marcado CE y en Estados Unidos ha finalizado la etapa de comunicación con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de ese país y se procederá a iniciar un ensayo clínico antes de presentar allí la válvula. Se espera que la Venus P-Valve, con los potentes resultados clínicos que ha arrojado, pueda ser autorizada lo antes posible para que se brinde un tratamiento óptimo a una mayor cifra de pacientes.

Imagen – http://mma.prnewswire.com/media/622562/Venus_Medtech.jpg